Entrevista a Marmat

PARTE 2

Por A. Crimi

PERONISMO

Juan Perón y Evita (por Numa Ayrinhac)
Juan Perón y Evita (por Numa Ayrinhac)

— Pasando al tema político, ¿tu peronismo es congénito o adquirido?

— Congénito por el decir y sentir de mi abuela Isabel. Adquirido luego en el bazar de las representaciones letradas infra-académicas. Lo que no se modifica por un lado y lo que se rompe o triza por momentos. Se ingresa al planeta desde el antiperonismo cultural, y para poder convivir en ese planeta hay que hacerse peronista. Si es que te duele algo. El dolor y el sacrificio. Decir Ser Peronista es un esencialismo atávico que no puede. En esa imposibilidad y contradicción está su potencia revolucionaria, por momentos diabólica y sangrienta, para hacer justicia popular, o las tibiezas. Una etiqueta clasificatoria. "Estamos siendo" me representa mejor, es una imagen en ebullición en aparente calma antes de cualquier incendio. Ser Es no hacer más que lo que se dice en el manual del ser.

 

— ¿Tenés algún recuerdo a modo de postal que sintetice el peronismo como vos lo entendés?

— Salir de la mano de mi abuela en San Juan a caminar y entrar al cine Luxor al aire libre para ver películas. El peronismo es una película argentina, con postales de ese tipo. O sea, miles de situaciones cotidianas de gente de pueblo que quiere vivir en paz, sin más pretensiones que el tránsito de estar en el mundo hasta extinguirse.

 

— ¿Te considerás un peronista orgánico, outsider, militante o activista?

— Uno no es, en todo caso siempre "está siendo". No hay clausura. Es abierta la representación simbólica. Te diría “sentimental” y punto. Las otras facetas pueden variar según la ocasión. Orgánico nunca, ¿en Mendoza orgánico? Nadie lo es. Solo los que necesitan serlo por su situación de poder en el momento. El peronismo conceptualmente es inorgánico, por naturaleza barbárica. Lo otro es el comisariado de turno que atiende de 8 a 13 y de 17 a 21.

 

Marmat en su casa, con "Evita" de fondo
Marmat en su casa, con "Evita" de fondo

— ¿Qué es para vos el peronismo?

— El peronismo es una expresión identificatoria de los sectores populares en general, pero no es la única ni se puede arrogar la exclusividad de la representación. No hay una ontología del peronismo que fije como destino del pueblo el "ser peronista". El destino es una invención de clausura, no estamos condenados al éxito ni al fracaso, ni mucho menos al destino. Estamos simplemente condenados. En todo caso somos ese devenir, peronistas en la intemperie. La respuesta a la intemperie es el tema. Yo prefiero hablar del movimiento popular en donde está el peronismo como centro, y que orbita según las coyunturas. Decirse peronista en esta era de las redes sociales con la vehemencia de la afirmación puede llevarnos a una moda endogámica  para la selfie. Reafirmar el peronismo en una red social no dice nada, aunque lo parezca. Discutir con el poder por twitter implica un alejamiento, mirar a lo lejos. El peronismo está en las prácticas populares que no tienen nominación. Eso incomoda, porque la colonización va por humus del imaginario. Las efemérides son una forma de vaciar la experiencia de la cultura activa para la transformación. El peronismo será o no será etcétera. En etcétera está la clave. O una de ellas. Y los manuales, la remanida idea de que en los manuales bíblicos está la verdad revelada a la que habría que volver. La comunidad organizada se desorganizó. Hay que fundar comunidades sin decir lo que son, creo más en las herramientas que el pueblo utiliza para su autodeterminación que en las estructuras buro políticas que definen el porvenir. Además el porvenir es largo. Y en la extensión del porvenir, el tránsito a la extinción definitiva. La mitología popular es la que sostiene la tragedia, el rito funciona como conjura. Nos hemos olvidado del carácter sagrado de todo lo popular como acto de sobrevivencia en un mundo acribillado de sentidos. Hay sentidos a la carta que se bajan en una app. La vida desdoblada en lo que se está siendo con lo que se está pareciendo. Hoy no se estudia. No se lee, se repite lo que la burocracia decide. Mientras… el pueblo pagano persiste en sus múltiples ruegos silenciosos por una vida mejor. Los pueblos no desean hacer la revolución, la hacen y punto. El pueblo funciona con lo imprevisto, y eso es lo que incomoda a las estrategias y a las tácticas. Claro que los proyectos pro-yectan, pero aquí no hay proyecto de nada. Se va zafando. Hoy el peronismo es zafar. Se usa demasiado la palabra peronismo. De hecho no he parado de nombrarla.

 

— ¿Qué es el anarcoperonismo?

— En su aparente contradicción está la unidad de los contrarios. Lo que suena es una música molesta con notas discordantes para el lenguaje naturalizado. No es para entender demasiado, aunque hay rastros en las asonadas populares asamblearias donde el peronismo no puede jugar de ordenador sino pliegue rizoma anarco que brota desde una raíz que no sabemos en cuantas direcciones se afianza a la tierra. El anarcoperonismo está en la raíz de la tierra, en el suelo. Es mala palabra en la religión de los religiosos. Lo suelto en el aire, copula en el aire. 

¡Bakunin y Perón!, ¿un solo corazón?
¡Bakunin y Perón!, ¿un solo corazón?

— ¿Coincidís con la "Agrupación Nacional Putos Peronistas" en afirmar que los putos son peronistas y los gays gorilas?

— En parte sí, pero la opción sexual no define el posicionamiento, no la podría reducir así. Aunque esquemáticamente podría pensarse. La expresión "puto" es una reapropiación de un colectivo estigmatizado con la expresión ligada al insulto y a la desaprobación para enfrentar semióticamente a la otra expresión que se escribe en inglés y remite a establishment. Suena mejor a este modelo dominante una ciudad que se promociona gayfiendly que decir “vengan a la ciudad de los putos”. Queda mejor ser gay que ser puto, eso sí. Putos son los pobres. Pero no creo en esa división tan tajante. Sí considero que la Organización de los Putos Peronistas –al igual que el Frente de Liberación Homosexual argentino en los setenta– es una forma de igualarse entre iguales en condiciones de subordinación de un colectivo oprimido. Habría que indagar en las discusiones en ese tema. 

ACTITUD POLÍTICA

— En el año 2016 medios de comunicación de todo el país reprodujeron lo que escribiste en tu muro de Facebook acerca de que "Hay que bajar a este gobierno (Macri) a piedrazos limpios". "El Ciudadano" publicó una nota con el título de "Padilla golpista" (25/07/2016). Luego te postulaste a gobernador con una plataforma que incluía la expropiación de las propiedades a todos aquellos que vivieron del Estado provincial, la censura de la televisión desde las 00:00 hasta las 18:00 hs, la abolición del Ministerio de Seguridad y la creación de una Policía Popular sin armas, o el decreto para que los fines de semana la gente haga asados en la calle, entre muchas otras medidas. ¿Cómo fue eso y cuál fue el feedback que recibiste por parte de los distintos sectores sociales?

— Eso fue un linchamiento mediático perpetrado por periodistas mercenarios. El primero que tituló así fue MDZ Online y de ahí todo el arco de los medios de Mendoza, luego nacionales y televisión. Buscaron hasta echarme de la Universidad, fagocitándome por una semana. No lo lograron. Curtí el temple, el espíritu, se me puso el cuero duro como un chancho. Pobres quienes se animaron a redactar esas noticias con ese título. Me la tenían jurada. Igual pasó el tiempo y pude recomponerme. Un funcionario del Pro local me hizo una denuncia penal por ello. Por mi parecer en una red social. Pero bueno, no es novedad hoy por hoy. Repito, el periodismo de Mendoza es un pancho con papas estrellado contra el vidrio de una redacción. Son chiquitos, tienen miedo, nunca se le animaron a los grandes. Son así, poetitos y poetitas, poet, como el enjuague. Son los mismos que después le piden subsidios al área de cultura del gobierno para hacer una película o editar un libro. Son colaboracionistas responsables de la persecución en Mendoza a todo aquel que piense distinto al poder de turno. Se entiende, cuidan de manera temerosa su trabajo, como un fascista que denuncia a su vecino o a su amiga para salvar su ropa. Algunos hacen plata otros son simples repetidoras del dueño. Fellatio le llaman.

Y lo de mi postulación a gobernador fue un desopile. Tengo muchas más medidas para llevar adelante si fuésemos gobierno. También lo escribí en una red social a eso, y lo levantaron como algo serio en clave de sorna. Bueno, es serio.  

— ¿Qué otras medidas implementarías si fueses gobierno?

— Medidas para Refundar Mendoza:

. Despoblar la ciudad. Descentrar. Poner el foco y el centro en las periferias y las lejanías. 

. Que no ingresen autos a la ciudad. 

. Ante la inevitabilidad de los autos, limitar a uno por casa. Si hay más, otorgar un tiempo determinado para que se vendan. Prescripto ese tiempo, expropiarlos para el Estado, para traslados sociales. A cambio de la expropiación, se podrá optar por una bicicleta por persona en cada casa.

. Devolverle el lago del parque al pueblo para fines recreativos y deportivos. No puede ser que un lago artificial de un parque artificial sea propiedad de uso y usufructo de un club. Todos queremos remar y nadar. Y más en Mendoza, que no hay agua casi. 

. Investigar la mafia del agua en Mendoza. Y poder así detectar quienes se la llevan en detrimento de otros.

. Hacer una ruta de santos paganos en toda la provincia. Fomentar el turismo ahí, sin intervención de la Iglesia. 

. Que cada persona reciba un salario universal por existir a partir de los 16 años. Fijo y de por vida. El que quiera trabajar que trabaje y el que no, que no sea obligado. Que pueda vivir sin trabajar y del ocio el que lo desee. Desestresar la vida.

. Si Mendoza quiere ampliar su matriz productiva, pues que el extranjero le devuelva las tierras y las bodegas. Que la inversión es explotación por estos pagos y se la llevan afuera. Que el Estado provincial tenga una bodega leviatán. No al extractivismo de ningún tipo. Promover el cultivo de cannabis asociativo y cooperativo. Y pensar modelos de desarrollo en torno a las plantaciones. Se pueden generar miles de puestos de trabajo y además contribuir a las dimensiones medicinales. Vino, frutas, productos de la economía familiar y popular, mariguana pa gozar y curar. Y a ello sumarle el renacimiento de Film Andes, financiado con una renta diferencial. 

. Ley de soberanía alimentaria. Economía popular y autoabastecimiento familiar. 

. Que no se construyan más departamentos ni complejitos de encierro. Elaborar un plan de erradicación de los cantris. Así como erradican a las villas. Sacar la cuenta del territorio ocupado y sin ocupar, y dividir en parcelas. Así toda la población tendría la posibilidad de sus 500 metros en el planeta. 

. Elaborar un plan de turismo popular y social. Cada persona tiene derecho a conocer su provincia de punta a punta por dos mangos. 

Bueno, tengo muchas más pero son para discutir en colectivo. Son ideas.

 

— La "grieta argentina" ya tiene hasta una entrada en Wikipedia, ¿pensás que es una retórica coyuntural, un quiebre real de la sociedad argentina o una guerra civil cultural?

— Es una metáfora que licua los antagonismos reales en distintas dimensiones: lucha de clases, pueblo/antipueblo, prole/oligarquía, liberación o dependencia. Civilización/barbarie. La metáfora del accidente geográfico nómade, grieta, que no dice nada. Prefiero usar la del mostrador. ¿De qué lado del mostrador estás? Además es una imagen estática, sin movimiento, grieta: accidente. Contingencia. Se puso, impuso, y desde ahí hoy se llama a pensar desde el odio. La grieta divide el abismo. No hay resolución cualitativa allí. Me parece una expresión muy pobre desde el punto de vista intelectual.

 

— ¿Considerás que a la grieta hay que alimentarla, suavizarla, ignorarla o disolverla?

— Superarla. Quienes la inventaron saben por qué la usan.  

 

— ¿La Argentina tiene arreglo?

— No sé si la expresión arreglo o no arreglo define un horizonte. Argentina es un país semicolonial, con una economía dependiente de los organismos internacionales y de poder en el mundo. Con poco margen de maniobra respecto del capitalismo global. Somos un país de 44 millones de personas. Riquezas naturales, ventajas comparativas en el uso del suelo y usufructo desigual en la renta diferencial a favor de la concentración oligopólica de la tierra y sus ganancias. La estructura actual de desigualdad social, cultural, económica y política requiere de una fuerte intervención del Estado para igualar posibilidades. Así como estamos te diría entonces que no tiene arreglo para las mayorías populares. Que en definitiva es lo que importa.

 

— ¿Mendoza te ha censurado alguna vez?

— Como cualquier pago mediano. Que de chico a mediano se agranda para adentro fagocitando. Por eso elijo los márgenes físicos y las lejanías. La palabra Mendoza no, la provincia no, pero sus instituciones sí, como a cualquier ciudadano rural y paisano de kilómetro cero. Ni más ni menos, no soy quién ni nadie para centrarme en la censura. Cierta opresión para desvitalizar, nomás. 

 

POSICIONES

— ¿Dónde pensás que está la clave para entender mejor el mundo de las drogas?

— En el poder político y judicial. En las sentencias y allanamientos. En el barrido estigmatizador. En el aparato farmacológico y psiquiátrico. En las instituciones. En la policía del conocimiento y en el patrullaje moral de las servidumbres ciudadanas. En las publicidades, en los medios, en las castas empresariales que saben construir pistas que conectan a la política con el sistema judicial. En la definición de droga. En las definiciones.

 

— ¿Estás a favor o en contra de la liberalización de la marihuana?, ¿por qué?

— A favor. Es una planta. La tierra está llena de semillas. No se puede ir en contra de la tierra. Después están los debates científicos, jurídicos, económicos y los negocios que derivan. La potencia de una planta es superior a sus detractores. La ciencia cambia según la política de las coyunturas, la planta y la tierra no. Estar en contra es imputar a la tierra, ir en su contra. 

 

— ¿Qué pensás del feminismo?

— Que es el movimiento más indomable que ha producido el siglo 21. Al decir feminismo hablamos de movimiento… y al interior le corresponden también sus exteriores que han quedado pasmando. Que hay vitalidad allí y desacato. Que vino a poner patas para arriba a los padres de las teorías, las filosofías; y que es una marea que se tsunamiza por momentos. Por eso no se puede controlar totalmente desde el poder. Es un movimiento emancipador. Libera debates antes prohibidos. Además en sus contradicciones está su potencia. Y cuando hablo de contradicciones me refiero a las discusiones al interior que se hacen exterior y nos convoca. Hay que sentirse convocado por el feminismo. Un espejo donde mirarse para dejar el disfraz. Ahora bien, más que feminismo hay feminismos al interior del feminismo.

 

LA FRESCURA DE LO NUEVO

— ¿Cómo te llevás con el recambio generacional del mundo cultural?

— No me llevo, me siento llevado, arrastrado. A veces cierto endiosamiento de lo juvenil obtura cuando se lo entroniza como mercado de consumo, al mismo tiempo que se lo persigue y castiga. Si aceptamos la aseveración de recambio generacional no puede uno más que llevarse bien. Con el tiempo las personas en las instituciones crecen a la par de las instituciones. Lo clásico es la sangre que bulle. Uno siempre vuelve a la juventud de diferentes maneras. ¿Se nace viejo y se muere joven? Es una eternidad que se gasta. 

 

— ¿Qué opinás de la música de Padawvn?

— No puedo opinar. Solo compartir sus mantras para mis soledades. Es mi música para estar más cerca de la inevitabilidad de los despegues.

 

Marmat y Juanita
Marmat y Juanita

— ¿Cuántos hijos/as tenés?

— Cinco: Julián 26, Valeriano 20, Isabel 18, Santino 15 y Juana 8. Nací padre a los 26. Y ahí van en vuelo rasante sobre la planicie comenzando a entender los exabruptos de la geografía en ese vuelo. Chocando y aprendiendo. Julián vive hace 5 años en el barrio de Flores en Capital, casi un porteño. Valeriano el nómade (Padawvn) va y viene de Capital, de Córdoba, Santa Fe, Rosario, La Plata, Morón, Villa La Angostura y demás sitios, tocando en conciertos. Julián igual, trabaja en una textil que hace ropa antipatriarcal en cooperativa con los trabajadores excluidos de la Villa 31, con los asentamientos en Chacarita. Y toca con su banda (Trílicos) y su proyecto solista (¿Juan Julián?). Los dos son músicos y se las arreglan. Los demás buscando su lugar en el mundo.

Con cada uno vamos construyendo una relación bonita porque hablamos permanente de todo, de política y de la vida. Del amor. Y me enriquecen con sus experiencias y saberes.

Llevo en mi corazón sus palabras y abrazos de orgullo cuando sucedió lo de la legislatura. "Gracias por cuidarnos pa", me dijeron entre otras cosas. Cada vez que recuerdo sus palabras sobre esa situación se me caen las lágrimas. Los cinco, los cinco me abrazaron con orgullo. Y lloré. Porque ellos también padecieron indirectamente mi exposición en distintas situaciones de mi vida. En la escuela los han discriminado por mi nombre. Pero ellos tienen su propia vida y se la han peleado a quienes los han atacado con habladurías. De las malas y las buenas por decir. Me voy acostumbrando a la necesaria muerte simbólica del padre. Lentamente me matan para esquivar los exabruptos en su vuelo, y cuando los extraño mucho escucho sus músicas. A los más chicos los veo más seguido porque están en edad escolar y vivo cerca, siempre alquilé pieza casa o departamento cerca de ellos para verlos seguido.

No tengo posesiones, ni auto ni casa ni propiedad alguna. Ni ahorros. Los tengo simplemente a ellos. No tener nada es una decisión en mi caso. Es libertad. La herencia es una víbora envenenada. Yo les dejo mi cariño en cada abrazo y charla. Ese es mi capital. Ellos construyen el propio. Nací pobre y moriré pobre. Con un salario. Es todo lo que tengo en términos materiales. Es decir, entre ellos y yo solo queda el amor que circula. Y la música. Y los recuerdos de los viajecitos juntos. A mí espalda... nada. Ni parentela para incriminar. Mi familia son ellos.

 

La tribu completa (el mejor aporte de Marmat al Universo)
La tribu completa (el mejor aporte de Marmat al Universo)

LITERATURA

— ¿Cómo está la política cultural de Mendoza?

— Online.

 

— ¿Podés enumerar 5 libros de poesía que te hayan impactado?

— INRI, del poeta chileno Raúl Zurita. Travesía de Extramares, del poeta peruano Martín Adán. La obra completa de Fernando Pessoa, el portugués. Austria-Hungría y Alambres, del argentino Néstor Perlongher. Los poemarios de la argentina Alejandra Pizarnik.

Historias escritas en servilletas por Marmat
Historias escritas en servilletas por Marmat

— En los últimos 10 años has publicado 7 libros de poesía y narrativa. ¿Qué papel juega en tu vida cotidiana la escritura?

— La escritura juega con mi vida cotidiana.

 

— ¿Algún recuerdo que te resulte entrañable asociado a la publicación de alguno de tus libros?

— La sucesión de presentaciones en varios distritos de la provincia de Mendoza de “Poemas peronistas” en el 2015. Fue una gira militante de cinco o seis meses recorriendo centros culturales, auditorios, locales partidarios, encuentros con jóvenes y viejos, la conexión con las personas antes y después de cada presentación. Las lágrimas de algunos y algunas que se emocionaron a la par. En cierta manera conjuré la muerte de mi abuela en esos rituales. El librito está dedicado a ella y especialmente con un poema de allí, “mujeres bombarderas”.

Tres de los libros publicados por Marmat
Tres de los libros publicados por Marmat

— ¿Tenés alguna "fórmula" íntima para motivar el proceso de escritura?

— No sé si la pablara es fórmula. Tal vez “estados”. Los he ido encontrando en el camino de escribir. El estado de la madrugada. La intimidad de la madrugada. La soledad necesaria, condición para la escritura. La música ambiente que pongo por fases repetitivas. El mate y los puchos. Con eso estoy. No necesito nada más. Todo ello hace a una disciplina. Escribir es bucear en agua imaginaria. Escribir prácticamente todos los santos y diablos días. Aunque no fuese publicable. Sin pensar en las comodidades del lector. 

 

— ¿Me podés dar una poesía inédita para la presente entrevista?

— Dale. Ahí va:

Situado en la venda los ojos llenos de negro

Malcrío el torrente rojo y ejercita ventricular

el circuito y el espasmo 

el dolor que acampa

Viudo el sitio quedan esas mañanas así

tambaleando

Los ríos lloran su sal de piedra

Escarba un indio su cueva con las uñas

y llega al salar

enjuveneciendo a las comarcas

En el hígado el centro y el punto

Un dibujo ancestral lagrimea enero

La captura del pájaro es el mensaje

Los humos

Las humitas

La humana que aguanta el escarmiento

Cárcel

Aves corpus noche vigilia soledad

Estado de sitio a los piletones

Los niños sin el agua tirados a la tierra

Pegados al piso al suelo

Me han metido un balazo en la garganta

Subo

en un tren a las nubes de los cobres

El altiplano es un lamento

Argentino y boliviano

La amenaza la pérdida el aislamiento funeral

hieden

Acostumbrado el sol a la papa en la montaña

ilumina al cardo 

y la sombra 

tiene más que sed

La comunidad la aldea y su plebe

Se hacen mazacote

Es la manera que asume la identidad en los iguales

Allá arriba pasa la manada en su éxodo

La coca y la chicha

Las balas

Chamánica la noche

Lobos y llamas vendados escondidos en Abra Pampa

La música que corcovea las montañas

del cuerno mensajero

rebota en las laderas

Hace un triste que estoy en Humahuaca

porque ya fui y he venido en tarde

vencida 

a los hondazos

y es vergüenza de tupaqueros

Van por su estirpe a blanquear la tierra 

y los colores de los cerros

Conectado a los dioses

esa tierra de nadie

pare fuego

Es la manada hacia el volcán

que bebe luz

para bajar endiablada

bailando sobre el arrasamiento

El carnaval triste recorre las huellas

la sangre el sacrificio la morada

Estado de sitio en un rincón incómodo

donde la vida breve es vida eterna

que se gasta.

 

— ¿Qué te gustaría ser cuando seas grande?

— No ser.

  

FIN

Marmat ha publicado los siguientes libros de poesía, narrativa e investigación: 

- NUDO VIAL. Laboratorio Oscuro editorial. Diciembre de 2020

- CRÓNICAS TRIBALES. El infiernillo editorial. Mayo de 2017.

- LOS OBJETIVOS GITANOS. El infiernillo editorial. Junio de 2016.

- POEMAS PERONISTAS. El infiernillo editorial. Setiembre de 2015.

- PERRO AGOSTO: escritos de un externado. Editorial BUBOK. Junio 2013.

- PUJAS. Editorial Cieneguita Cartonera. Agosto 2012.

- PENSAMIENTO SALVAJE. Escritos desde el piedemonte. Editorial Caviar Bleu. Diciembre 2010.

- HISTORIA DEL MOVIMIENTO DEL ROCK MENDOCINO. 1ra. Edición Agotada. Editorial de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales Uncuyo. Serie Investigaciones. 2002. 2da. Edición: Ediunc. 2009 (en colaboración con otros investigadores).

- VOCES DE LOS JOVENES DESDE LA VULNERABILIDAD. Editorial del FIDIPS. Facultad de Ciencias Políticas y Sociales. Uncuyo. 2001. (en colaboración con otros investigadores).

 

Año 2046: Marmat, exiliado terrícola, dando clase de Sociología Popular en Kepler-186f
Año 2046: Marmat, exiliado terrícola, dando clase de Sociología Popular en Kepler-186f